Siguenos:

No estaba muy convencida de que fuese a funcionar pero como me pareció barato en comparación con otros centros y además el método no solo consistía en hipnosis pensé "¿por qué no probar con Jose Antonio?". Las otras veces que había intentado dejar de fumar, terminaba fumándome uno al tercer o cuarto día con el pensamiento de dañino auto-convencimiento “bueno por uno…un cigarro al día es prácticamente como no fumar”… a la semana subía a 3 cigarros y al poco tiempo volvía a fumar lo mismo o incluso más.

Mañana, gracias a Jose Antonio, haré un mes sin fumar absolutamente nada, estoy contentísima porque lejos de sentirme irritable, lo he podido llevar sin apenas ansiedad ni inflarme a comer. Esta vez sí que ya puedo decir que no soy fumadora y sin duda empiezo a disfrutar de no ser dependiente de una droga que mata.

Eva C.